dreamair

ENAIRE instalará equipos de ayuda a la navegación de última generación en el Aeropuerto de Vigo

ENAIRE

ENAIRE

ENAIRE, la empresa pública que gestiona los servicios de navegación y control aéreo en España, va a proceder a la sustitución de los antiguos equipos de ayuda a la navegación, que han llegado al final de su vida útil, por otros de última generación, con más y mejores prestaciones.

Durante el tiempo necesario para el desmontaje de los antiguos equipos y la instalación de los nuevos, ENAIRE ha previsto una serie de procedimientos alternativos a fin de reducir a mínimos las posibles afecciones operativas. No obstante lo cual, en eventuales escenarios de muy baja visibilidad algunas operaciones podrían verse afectadas durante el tiempo que dure el proceso de cambio.

La fecha prevista para dar de baja el VOR/DME del Aeropuerto de Vigo que va a ser sustituido es este jueves día 10 de noviembre. Y se prevé que el nuevo equipo entre en servicio a finales del primer trimestre de 2017. La inversión prevista por ENAIRE en la nueva instalación asciende a 523.000 euros.

EL VOR/DME del Aeropuerto de Vigo apoya fundamentalmente los procedimientos de aterrizaje, así como los de aproximación y salida del Aeropuerto.

Está ubicado en el municipio de Redondela (Pontevedra), a una distancia aproximada de 5 millas náuticas de la cabecera 20 del Aeropuerto de Vigo, en la prolongación del eje de pista.

Las radiayudas o ayudas a la navegación

Los equipos VOR (Very High Frecuecy Omnidirectional Range), proporcionan información del radial en el que el avión está volando con respecto a la ayuda en tierra, mientras que el DME (Distance Meassurement Equipment) facilita información de la distancia de la aeronave al equipo en tierra.

La aeronave, sintonizando la radioayuda, es capaz de conocer su posición y la dirección hacia la que debería volar para iniciar la aproximación al aeropuerto correspondiente.

Las radioayudas son los sistemas que, mediante señales radioeléctricas, proporcionan información a la aeronaves de su posición, así como señales de guiado, en sus distintas fases de vuelo. Estas señales permiten a las aeronaves que las usan disponer a bordo de información de navegación para facilitar las operaciones entre los distintos aeropuertos.