dreamair

Los aeropuertos de Cuatro Vientos, Sabadell y Son Bonet continúan con baja actividad

Un bimotor, en la cabecera de pista del Aeropuerto de Sabadell el pasado 20 de junio / Foto: JFG

Un bimotor, en la cabecera de pista del Aeropuerto de Sabadell el pasado 20 de junio / Foto: JFG

La crisis sigue atenazando la aviación general española, que se encuentra bajo mínimos. En España, Aena gestiona tres aeropuertos exclusivos de aviación general: Cuatro Vientos, Sabadell y Sant Bonet (Mallorca).

Cuatro Vientos, que aglutina la aviación general de la capital de España, registró el pasado mes de junio 3.173 operaciones de aviones y helicópteros un 9,1% menos que en junio de 2013. Por su parte, el aeropuerto de Sabadell, que concentra la aviación general de Barcelona, contabilizó 2.533 movimientos aéreos, un 14,1% menos que hace un año.

En cambio, el aeródromo de Son Bonet exhibe números positivos pues en junio alcanzó los 1.272 tráficos, un 14,8% más que en junio de 2013. No obstante, está lejos de su mejor época.

Por lo que se refiere al tráfico acumulado durante el primer semestre del año, Cuatro Vientos totaliza 16.403 operaciones, un 8,2% menos que el mismo periodo de 2013. El aeropuerto de Sabadell ha acumulado 13.263 operaciones, solo un 1% menos que en 2013.  Y Son Bonet sumó 5.163 tráficos, un 10% más que el primer semestre de 2013.

Más de 60.000 operaciones antes de la crisis

En 2007 el aeropuerto de Cuatro Vientos tuvo 68.000 operaciones aéreas, un 10% más que el 2006. Por su parte, el Aeropuerto de Sabadell alcanzó su máxima actividad en 2007, cuando superó las 61.000 operaciones, siendo aquel año el incremento del 25% con respecto a 2006. Por último, Son Bonet contabilizó 12.600 operaciones en 2007, casi un 13% menos que en 2006.

90 minutos de buena actividad en el Aeropuerto de Sabadell

Antes de crisis, e incluso durante los primeros años (2008, 2009 y 2010) el Aeropuerto de Sabadell registraba mucha actividad aeronáutica. Los vuelos de formación del Aeroclub Barcelona-Sabadell y de las escuelas de pilotos Top Fly (desparecida), Aero Link y Gavina, junto con los trabajos aéreos y los vuelos de los helicópteros de la empresa TAF Helicopters y Heliswiss eran muy frecuentes.

Los aviones se acumulaban en la cabecera de pista para despegar. Los sábados y domingos, además de algunos vuelos de escuela, los vuelos privados mantenían la actividad en un nivel alto. Otro aliciente lo constituían los aviones privados extranjeros, que pasaban por Sabadell preferentemente los meses de mayo, junio y julio.

Todo eso ya es historia y ahora el silencio de los motores, las plataformas de estacionamiento con pocos aviones y el aparcamiento con unas decenas de coches son la tónica habitual. A veces en un hora apenas se registra una operación aérea.

Sin embargo, el pasado miércoles 9 de julio, durante 90 minutos (entre las 12 y las 13:30 horas), pareció que regresaban los buenos tiempos. El vídeo que acompaña este reportaje se grabó durante ese tiempo y muestra un número inusual de tráficos con respecto a la atonía general. Curiosamente, vimos volar aviones del Aeroclub y de las escuelas de pilotos Dream Flyers, Aero Link y Gavina, y un grupo de niños visitaban el aeropuerto. Solo nos faltó captar la llegada o salida de un helicóptero.