dreamair

Los mejores aviones con tecnologías furtivas

Las tecnologías furtivas ganan cada vez más presencia en las más modernas armas desarrolladas tanto por EEUU como por Rusia, convirtiéndose en una tendencia predominante de la fabricación militar a nivel mundial.

Las tecnologías furtivas, cuyo objetivo consiste en reducir la capacidad del enemigo para detectar un arma, dieron sus primeros pasos en los albores de la humanidad, cuando los seres humanos comprendieron la importancia de esconderse y emboscar a sus víctimas y enemigos.

Para ocultar un avión a un radar no basta con que sus formas resulten raras, se requiere de diseñar determinadas características físicas que interactúen con las ondas electromagnéticas de tal modo que estas no se reflejen o sus reflejos se neutralicen.

El físico ruso Piotr Ufímtsev, estudió profundamente el fenómeno de la reflexión de las ondas electromagnéticas y su predicción, publicando diversos trabajos científicos ampliamente difundidos por la URSS en diversos idiomas.

Estos trabajos fueron aprovechados por los ingenieros aeroespaciales del Lockheed para desarrollar el F-117A Nighthawk, tornándose desde estos desarrollos entonces en una tendencia de los principales productores de armas, encabezados por EEUU y Rusia, pese a que los recientes avances en los algoritmos de filtros bayesianos, usados para procesar los datos recibidos por los radares, así como las mejoras en los propios radares y sensores, merman la efectividad de estas tecnologías.

Repasemos algunas de las armas más potentes que se valen de este tipo de tecnologías para pasar inadvertidas por sus enemigos.

SR-71 Blackbird

El SR-71 ganó su merecida fama como el avión más veloz jamás construido, cualidad que opaca sus características como nave furtiva.

Blackbird

SR-71 Blackbird

Este avión, que en su momento supera la velocidad del sonido en 3,2 veces, fue uno de los primeros en incorporar múltiples características de las tecnologías furtivas en su diseño.

El SR-71 incorporó cuatro características furtivas en su diseño, que comprenden el diseño de su fuselaje para evitar reflejar las ondas del radar, el uso de materiales compuestos que absorben estas ondas, la presencia de motores de postcombustión J-58 y el uso de pintura negra infundida con diminutas esferas de ferrita, que le valió el sobrenombre de Blackbird (mirlo).

No obstante, esta nave, descontinuada en 1998, aún resultaba detectable por los radares.

F-117 Nighthawk

El F-117 es el primer avión de ataque furtivo, llamado erróneamente “caza furtivo”, cuando en realidad se trata de un bombardero táctico.

F-117

F-117 Nighthawk

Esta nave fue desarrollada en el marco del proyecto ultrasecreto Have Blue proyect, que produjo dos modelos de avión con uso de tecnologías furtivas, destacando por su baja detección por los radares.

Dado su carácter secreto, durante gran parte de la década de 1980 se especuló sobre la existencia de un “caza furtivo”, especialmente luego de que un F-117 tuviera un accidente en las afueras de Bakersfield, California, en julio de 1986.

El secretismo solo avivó el interés del público y la Fuerza Aérea de EEUU se vio obligada a confirmar su existencia en 1988.

Estas naves participaron en combate en Panamá, Irak, Kosovo, entre 1989 y 2003, siendo retiradas en 2008.

B-2 Spirit

El B-2 Spirit fue el primer bombardero verdaderamente furtivo fabricado por EEUU, capaz de superar las líneas de defensa enemigas y descargar tanto bombas convencionales como nucleares.

B-2 Spirit

B-2 Spirit

Por su alto costo, esta nave fue objeto de serias polémicas en el Congreso de EEUU, y tras el fin de la guerra fría el contrato inicial que preveía el suministro de 132 aviones de este tipo se redujo drásticamente, construyéndose solo 21.

Esta nave participó en combate real en Kosovo en 1999, en las dos contiendas de EEUU contra Irak y durante los bombardeos de Libia en 2011.

F-22 Raptor

Se trata del primer caza furtivo de quinta generación, diseñado para reemplazar a los F-15 Eagle, y sus capacidades de invisibilidad se otorgarían ventaja durante los combates aire-aire.

F-22 Raptor

F-22 Raptor

El F-22 surgió en la década de 1980 y fue denominado en aquel momento como el caza táctico avanzado (ATF), ya que sería el primer avión en incorporar las tecnologías furtivas en una nave de combate altamente maniobrable.

La Fuerza Aérea de Estados Unidos había previsto inicialmente el suministro de 750 aviones F-22 para reemplazar a los F-15A y F-15C, pero los pedidos se redujeron finalmente a 183 aviones.

T-50 (PAK FA)

 

Por su parte, Rusia tampoco está al margen de este tipo de desarrollos, presentando el T-50 (PAK FA), avión táctico con características únicas que combina las funciones de aviones de caza y de ataque.

T-50 (PAF KA)

T-50 (PAF KA)

Dispone de nueva aviónica, un moderno radar y “piloto electrónico”, es capaz de alcanzar velocidades de hasta 2.100 km/h y tiene una autonomía de vuelo de 5.500 kilómetros.

Además, está provisto del complejo de lucha radioelectrónica Himalaya, que le permite mejorar el nivel de defensa contra interferencias y neutralizar las tecnologías furtivas del enemigo.

El nuevo caza debe sustituir los MiG-29 y Su-27 en el arsenal de la Fuerza Aérea rusa.

Texto: www.sputniknews.com