dreamair

Unos 200 sindicalistas se concentraron ayer en Getafe para apoyar a los 8 empleados de Airbus procesados

Imagen de la concentración, ayer en los juzgados de Getafe / CCOO

Imagen de la concentración, ayer en los juzgados de Getafe / CCOO

Los ocho trabajadores de Airbus de Getafe, encausados por ejercer el derecho fundamental de huelga, no están solos. Están acusados de delitos de atentado a la autoridad, coacciones y lesiones durante la huelga general del 29 de septiembre de 2010. Por ahora, la fiscalía pide para cada uno penas de ocho años de prisión.

Ayer alrededor de 200 sindicalistas, entre ellos el secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, les dieron apoyo al concentrarse ante los Juzgados de Getafe con motivo de la celebración de la vista oral de conciliación del juicio, concluida sin acuerdo, que se sigue contra ellos.

Paradojas del calendario: coincidiendo con la celebración del Día Internacional de los Derechos Humanos, los 8 sindicalistas de Airbus han comparecido en el Juzgado de lo Penal de Getafe, localidad a la que está radicada su centro de trabajo, por ejercer el derecho fundamental de huelga el 29 de septiembre de 2010. Tampoco en esta cita, como en anteriores convocatorias, han estado solos. Tampoco lo estarán cuando en febrero vuelvan al juzgado.

Trabajadores de la planta de Coca Cola de Fuenlabrada, responsables  confederales y regionales, y de federaciones y de distintas comunidades autónomas de CCOO, han mostrado su apoyo y solidaridad a los encausados, algunos de ellos jubilados.

La Fiscalía solicita ocho años y tres meses de prisión para cada imputado, lo que representa una pena total de 66 años, la pena más alta solicitada de forma colectiva desde el Proceso 1001, por su participación en la huelga general del 29 de septiembre de hace cuatro años. Aquel día resultaron heridos varios trabajadores a las puertas de la planta de AIRBUS como consecuencia de una actuación policial desproporcionada que incluyó la realización de siete disparos de arma de fuego.

El juicio contra los 8 sindicalistas de Airbus forma parte de una ofensiva contra la libertad sindical del Ministerio Fiscal, por la que más de 260 personas tienen causas abiertas por ejercer el derecho a la huelga, la principal herramienta de defensa  de que disponen los trabajadores para defender sus derechos.

Los 8 son inocentes

A la salida del Juzgado, el secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo,  ha explicado que el fiscal no ha retirado los cargos, lo que ha hecho imposible conciliación en la vista oral, pues supondría admitir la comisión de un delito, cuando los sindicalistas de Airbus son “absolutamente inocentes” y “víctimas de una situación injusta”.

Según Toxo, la clave se encuentra en esa “antigualla franquista” que es el artículo 315.3 del Código Penal, que tiene por objetivo limitar el ejercicio del derecho de huelga. Por ello, se ha vuelto a instar al Gobierno y al Parlamento español para que concreten y agilicen la modificación del Código Penal para que no pueda ser utilizado contra este derecho fundamental.  En este sentido ha recordado que no existe una sola causa contra ningún empresario por “coaccionar” el ejercicio tanto del derecho de huelga como el derecho al trabajo.

El secretario general de CCOO ha señalado que los 8 de Airbus siguen necesitando el apoyo de toda la sociedad, por lo que el sindicato va a mantener la campaña para exigir la retirada de los cargos, incluso en el ámbito internacional. En este punto, Toxo ha agradecido la presencia hoy de un representante de la Confederación Sindical Internacional, organización que la próxima semana tiene previsto aprobar la celebración de una jornada de acción mundial en defensa del derecho de huelga, que se celebraría el 18 de febrero.