dreamair

Vueling dona más de 10.000 litros de agua al año

Vueling

Vueling y Nutrición sin Fronteras llevan cuatro años uniendo esfuerzos para contribuir con el uso responsable del agua, donando las botellas de agua mineral que no consume la tripulación a las personas que más lo necesitan.

Desde el inicio del acuerdo en 2013, la aerolínea y la ONG con sede en Barcelona han donado más de 44.000 litros de agua. Estos resultados han sido posibles gracias a los tripulantes de cabina, que recogen diariamente las botellas al finalizar sus vuelos. Por su parte, Nutrición Sin Fronteras se encarga de recolectar y distribuir las bebidas en distintas entidades sociales de Barcelona.

Además de agua, Vueling también ha recuperado 573 kg de fruta y 6.500 unidades de café y tés excedentes de las comidas de las tripulaciones.

Las donaciones de agua y alimentos se realizan en el marco del proyecto “Barcelona comparte la comida”, cuyo objetivo es contribuir con el uso responsable de los recursos y colaborar con la alimentación de las personas que más lo necesitan.

En línea de ser una compañía socialmente responsable y comprometida, Vueling centra sus colaboraciones sociales en su entorno más próximo y las comunidades en las que está presente.

La aerolínea también colabora con otros proyectos, centros hospitalarios y organizaciones que favorecen el bienestar, la investigación y la mejora de la vida de niños, junto a entidades como Save The Children o el Hospital materno-infantil Sant Joan de Déu de Barcelona.

Acerca de Nutrición Sin Fronteras

Nutrición sin fronteras (NSF) es una organización sin ánimo de lucro, de acción humanitaria, de cooperación al desarrollo e intervención en el tercero y cuarto mundo (ONGD). El objetivo del ONGD Nutrición Sin Fronteras es contribuir a la disminución de las desigualdades en materia nutricional en el mundo, desde el enfoque de la cooperación, la formación y la capacitación, promoviendo el uso equilibrado de los recursos alimentarios y la solidaridad entre pueblos.

Conscientes de la actual situación de incremento de la pobreza en la ciudad de Barcelona y con la experiencia en cuestiones nutricionales y de seguridad alimentaria que aporta el equipo de profesionales que colaboran (dietistas, nutricionistas, médicos, veterinarios, farmacéuticos, enfermeros, agrónomos, etc.), NSF ha diseñado el proyecto “BCN comparte la comida” de aprovechamiento de recursos alimenticios y de trabajo en red.