dreamair

El Avión del Tibidabo aterriza por primera vez para someterse a su primer mantenimiento integral

Parque de Atracciones Tibidabo

Después de recorrer millones de kilómetros y con 88 años de historia en sus alas, el Avión del Tibidabo dejó ayer por primera vez el hangar del popular parque de atracciones, desde el que se divisa toda Barcelona. El emblema del Parque e icono del skyline de la montaña del Tibidabo será rehabilitado para volver esta temporada con una cara nueva.

El segundo teniente de alcalde y presidente de la empresa que gestiona el parque, Jaume Collboni, ha destacado el simbolismo y la trayectoria del Avión que ya ha dado el equivalente a “20 vueltas en el mundo”. Asímismo, Collboni ha puntualizado que “este avión reproduce el que fue el 1928 el primer puente aéreo de Barcelona-Madrid”.

Collboni, ha asegurado que “el avión del Tibidabo se rehabilitará sin perder la esencia del que fue por muchos barceloneses y barcelonesas su primer viaje aéreo”.

La atracción emblemática del Parque fue descolgada ayer del brazo metálico que la sustenta en el aire y se transportó en un trailer hasta la nave de trabajo donde se harán las rehabilitaciones necesarias, que contemplan tanto aspectos operativos como de imagen y diseño. En concreto, está prevista la renovación del fuselaje, la decoración del interior, el pintado de la estructura metálica y tematización de su entorno para que el viaje en este avión transporte a los usuarios a su pasado histórico.

Historia del avión del Tibidabo

Se inauguró el 23 de septiembre de 1928, justo un día antes de las fiestas de la Merced, y el acontecimiento se convirtió en una primicia: tan sólo unos meses antes un avión prácticamente idéntico había estrenado el puente aéreo entre el Aeropuerto del Prat y el de Carabanchel, en Madrid.

Parque de atracciones Tibidabo

Sólo en los últimos 5 años, el avión del Tibidabo ha recibido a casi medio millón de visitantes, ha hecho 47.000 viajes y ha dado más de 140 mil vueltas que son más de 18.000 km recorridos. Se calcula que a lo largo de su historia, desde el inicio de su funcionamiento, el avión del Tibidabo ha recorrido el equivalente a 20 vueltas en el mundo.

El objetivo cuand se instaló en el parque era que la ciudadanía pudiera disfrutar de un viaje que en aquella época hacía muy poca gente y, de hecho, cuando alguien subía al Avión del Tibidabo lo explicaba como una experiencia vivencial auténtica.

El Avión fue la última gran obra del Dr. Andreu y es quizás una de las atracciones más emblemáticas del Parque de Atracciones. El día de la inauguración en 1928 se anunció a los visitantes que el avión “os llevará como un gigantesco pájaro sobre una panorámica increíble y notaréis las sensaciones que se dan en los viajes aéreos”. Construido a los Talleres Estrada, de Sarriá y proyectado por el ingeniero Fath, bajo la dirección de Marià Rubió, entonces ingeniero jefe, es una réplica del primer aparato que hizo el trayecto Barcelona Madrid.

La principal característica del avión es que el impulso se genera por su propia hélice, y en el interior conserva elementos originales como por ejemplo la estación radiotelefónica de 1933. La imagen del avión ha ido cambiante a lo largo del tiempo. Curiosamente, el diseño original del avión era en color amarillo y con las reformas que se han ido realizando a lo largo de los últimos tiempos se ha convertido en el emblemático avión rojo que conocemos y que es una de las principales señales de identidad del Parque.