dreamair

Club Veleros de Collserola: casi 30 años promoviendo el aeromodelismo silencioso en Barcelona

El Club de Veleros de Collserola (Barcelona) es una entidad formada por aficionados al aeromodelismo. Hacen volar aviones sin motor y siempre los encontramos en algún punto del Paseo de las Aguas. Actualmente son unos 140 socios. Muchos de los aviones los construyen ellos mismos, lo cual hace del aeromodelismo un hobby muy completo.

Para controlar un avión sin motor hace falta práctica y algunos conocimientos de electrónica y mecánica. «Esto es también lo que tiene este hobby, que tiene una parte importante de trabajo en casa, de reparación, preparación y puesta a punto de los aeromodelos, que es muy importante», explica el presidente de la entidad Alfonso Calzado. Pero si alguien tiene interés por esta afición y es un ignorante en la materia,

Foto: Ayuntamiento de Barcelona

Foto: Ayuntamiento de Barcelona

que no se preocupe porque en este club siempre encontrará alguien que le enseñe. A Juli Serra, por ejemplo, le llaman «el maestro», y es que ha sido el instructor de vuelo para muchos de los socios más jóvenes y presume con orgullo: «Yo he enseñado a varios, que hoy son pilotos de verdad».

El Club Veleros Collserola se fundó en octubre de 1985 a iniciativa de un grupo de amigos que, después de más de 10 años volando juntos, decidieron organizarse como entidad. Poco tiempo después de su fundación, el Club Veleros Collserola ya contaba con un gran número de modelistas, hasta llegar en 2006 a la cifra de 134 socios. Este hecho permitió convertirlos en el Club más grande de Europa que practica el vuelo silencioso por radiocontrol, de manera exclusiva. Su zona de vuelo se encuentra a la sierra de Collserola, la cual rodea la ciudad de Barcelona por el norte y el oeste.

El viento, el elemento esencial

Además de los conocimientos y la práctica, hay un factor esencial que determina un buen vuelo: el viento. A estos aficionados los encontraremos siempre en las vertientes de la montaña de Collserola porque necesitan el aire, que al incidir contra la montaña, sube y permite que el avión se eleve y planee. Además, sólo vuelan cuando llega el buen tiempo, más o menos de marzo en octubre, porque es cuando pueden disfrutar de las ‘marinades’, el viento que proviene del mar.

Foto: Ayuntamiento de Barcelona

Foto: Ayuntamiento de Barcelona

El Club de Veleros Collserola tiene la sede al centro cívico de Sarrià pero cómo dice uno de los veteranos, Francesc Puchol, «la casa del club es la montaña». Por eso, donde es habitual encontrarlos es al Paseo de las Aguas, donde mejor sopla el viento, los miércoles y los viernes por la tarde.

Encuentro inclusivo

El próximo 27 de septiembre, a partir de las 17.00 horas se celebrará en el Paseo de las Aguas de Barcelona un nuevo encuentro promovida por el Club Veleros Collserola y la Asociación de Paraplégicos y Grandes Minusválidos de Cataluña. Una iniciativa en favor de la inclusión que hace evidente la posibilidad de vencer todo tipo de barreras, también mediante la práctica del aeromodelismo.