dreamair

El SEPLA celebró en Cuatro Vientos su 50 aniversario

Foto: SEPLA

Foto: SEPLA

Las bodas de oro del sindicato de pilotos se saldaron con un rotundo éxito. Más de 400 personas asistieron al evento organizado por SEPLA en el aeródromo de Cuatro Vientos, que desde su inicio estuvo centrado en homenajear a la aviación española.

Un evento que fue posible gracias a la colaboración de instituciones como el Banco Popular, Alkora y la cadena de hoteles NH, y en el que coparticiparon la Fundación Infante de Orleans, el Real Aeroclub de España y el simulador de aviones Simloc.

Abrió el menú la exhibición de los aviones de la Fundación Infante de Orleans: aviones restaurados que han volado en diferentes etapas de nuestra historia, desde la Guerra Civil hasta la Guerra Fría. Una vasta colección de aeroplanos con más de medio siglo de historia, que se encuentran en perfecto estado de vuelo gracias a la labor de esta organización sin ánimo de lucro.

Foto: SEPLA

Foto: SEPLA

 

El acto no podría realizarse en mejor sitio que el Real Aeroclub de España, cuna de la aviación militar y comercial en España y epicentro de la vocación de gran parte de los pilotos españoles veteranos. La posterior puesta en vuelo de los aviones de la FIO hizo las delicias de los asistentes, que contemplaron las piruetas inverosímiles en el aire de estos viejos aparatos mientras los niños se divertían en una zona de recreo especialmente habilitada para ellos.

La exhibición aérea dio paso a un cóctel, que contó con diversas sorpresas como sorteos de minidrones, vuelos en velero (avión sin motor), en el simulador del avión militar F-18 –cortesía de Simloc-, e incluso un fin de semana en un cualquier hotel de la cadena NH, tanto en España como en el extranjero. Además, un ejemplar del Phantom F-4, avión del ejército estadounidense durante la guerra de Vietnam, se exhibía al lado de la carpa y los asistentes, especialmente los niños, pudieron subir a la cabina de vuelo a tocar los controles de mando.

Foto: SEPLA

Foto: SEPLA

El Presidente de SEPLA, Javier Martínez de Velasco, agradeció en su discurso la presencia y el apoyo de todos los asistentes, y recordó que la implicación de todos los afiliados en las tareas del sindicato es imprescindible para continuar siendo la bisagra que une a los pilotos con las diferentes instituciones de la aviación. “He dedicado al Sindicato la mitad de mi vida, pero eso no es nada comparado con lo que el Sindicato me ha dado a mí”, remató el Presidente.

Dos actuaciones de bandas musicales pusieron un merecido punto final a la jornada. En definitiva, una fiesta a la aviación y a los afiliados de SEPLA, que durante estas cinco décadas han sabido demostrar que la unión es el elemento imprescindible para adquirir la fuerza de la que hoy en día SEPLA puede hacer gala.