dreamair

Indra e Inaer ganan el concurso Civil UAV’S Initiative impulsado por la Xunta de Galicia

Indra

Indra

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, afirmó la pasada semana que, con una inversión de 115 millones de euros, Galicia contará en el aeródromo de Rozas con un parque tecnológico e industrial dedicado a los vehículos aéreos no tripulados en el que se crearán 600 puestos de trabajo.

Estas palabras las pronunció al dar a conocer que las multinacionales Indra e Inaer han ganado el concurso Civil UAV’s Initiative impulsado por la Xunta de Galicia.

El responsable autonómico incidió en que se trata de un auténtico parque industrial y tecnológico que, ubicado estratégicamente en el Aeródromo lucense de Rozas, situará Galicia como una de las regiones líderes a nivel mundial en el desarrollo y fabricación de aviones no tripulados de ámbito civil.

Para conseguir este objetivo, el parque aeronáutico contará con una inversión público privada de 115 millones de euros. Indra e Inaer contarán con una financiación de la Xunta de 20 millones de euros cada una 40 millones, para desarrollar vehículos aéreos no tripulados para ser operados en el ámbito civil. Los restantes 75 millones de euros los aportarán Indra e Inaer.

Este proyecto conjunto incluye un plan asociado con contratos para 18 empresas, de las cuales el 70% son gallegas; contratos también para 14 centros de conocimiento de la Comunidad, entre los que están las tres universidades; el compromiso de Indra e Inaer de trasladar a Galicia la actividad de aviones no tripulados; y la construcción del parque tecnológico-industrial en Rozas.

Crear empleo estable y de calidad

En este marco, el consejero de Economía, Empleo e Industria, Francisco Conde, destacó que el proceso para la selección de las dos multinacionales se abrió hace meses a fin de encontrar un socio o socios capacitados para “liderar un polo de referencia mundial”. El objetivo es que los UAV que se desarrollen tengan un notable impacto en la mejora de servicios públicos como la prevención de incendios, el salvamento marítimo o la gestión de emergencias.

El presidente de la Xunta y el titular de Economía, Empleo e Industria, en la rueda de prensa / Xunta de Galicia

El presidente de la Xunta y el titular de Economía, Empleo e Industria, en la rueda de prensa / Xunta de Galicia

En el marco de Civil UAV’s Initiative se integrará toda la cadena industrial en Galicia, incluida la comercialización de productos a nivel mundial, junto con empresas y centros de investigación gallegos. “En definitiva, se trata de un proyecto con capacidad para crear empleo de calidad en Galicia contribuyendo a la fijación de una nueva industria, incidió Conde.

Conde destacó que Inaer e Indra han acreditado “solvencia técnica y experiencia en I+D en el ámbito de los sistemas aéreos no tripulados, lo que avala su capacidad para asumir los retos tecnológicos contemplados”. Entre las dos, apuntó, suman más de 8.250 millones de facturación anuales y 48.000 empleados.

De este modo, explicó Conde, Indra e Inaer trasladarán su activad de UAVs a Galicia, comprometiéndose también, en el marco de este proyecto, a la implantación de 6 nuevas empresas en la Comunidad, a desarrollar un catálogo de productos que se fabricarán íntegramente en Galicia y se comercializarán a nivel mundial, y a impulsar tecnologías transversales de alto impacto en otros sectores como el naval o la automoción.

En este contexto, se impulsará la construcción de un parque tecnológico-industrial en Rozas (Lugo) que contará con la fábrica de helicópteros no tripulados de Inaer y la fábrica de aviones no tripulados de Indra; con un Centro tecnológico; con una oficina de diseño y certificación; con dos unidades de instrucción y formación, una para pilotos y otra para formación de operadores de sensores; con un Centro de Control de Tráfico Aéreo; con un nuevo hangar; y con una incubadora de empresas.

Tres nuevos modelos

De esta forma, explicó Conde, se establecen las “condiciones necesarias para fabricar en Galicia tres modelos pioneros con un alto potencial de mercado”: el UAV Fuegos FF-101, el UAV de ala fija Targus (desarrollado a partir del bimotor ligero Tecnam P2006T), y un Vehículo marino no tripulado que incluye un microrobot submarino capacitado para la recogida de muestras.

Estos tres UAVs, junto al impulso de otros sistemas y aplicaciones, solucionarán el 100% de los retos planteados mejorando los servicios públicos en ámbitos como la prevención y extinción de incendios, la gestión más eficiente de recursos forestales, agrícolas y ganaderos, el salvamento marítimo, o la vigilancia costera.