dreamair

Fuerza Aérea alemana interviene por primera vez en Siria

alemania_siriaAlemania ha comenzado a apoyar los ataques aéreos contra el llamado Estado Islámico (EI) en Siria. Un avión de la Fuerza Aérea germana suministró combustible en el aire a aviones que bombardean posiciones de los yihadistas.

El Ejército alemán comenzó la noche del martes 15 de diciembre sus tareas de apoyo a los ataques aéreos contra la milicia terrorista Estado Islámico (EI) en Siria, confirmó a la agencia dpa una fuente militar.

Un avión de la Fuerza Aérea alemana suministró combustible en dos ocasiones en el aire a aviones de combate de la coalición internacional contra los yihadistas. El Airbus del tipo A310 voló un total de cinco horas.

Seis cazas de reconocimiento

Aviones de combate estadounidenses, franceses, británicos y saudíes participan en los bombardeos aéreos en Siria e Irak. El Ejército alemán no especificó a qué aparatos se suministró combustible en su primera intervención en el país árabe.

El Parlamento federal (Bundestag) aprobó el pasado viernes la participación alemana en los bombardeos a EI como consecuencia de los atentados terroristas en París. A partir de enero del próximo año, seis cazas de reconocimiento Tornado se unirán a la lucha contra la milicia yihadista.

Misión alemana durará un año

La misión militar germana contempla exclusivamente labores de reconocimiento, seguridad y logística en Siria y busca apoyar a Francia en la lucha contra el EI. El vecino galo ha intensificado sus ataques a los yihadistas a raíz de los atentados de París y ha solicitado la colaboración de sus socios europeos.

El despliegue alemán incluirá hasta 1.200 soldados, seis cazas de reconocimiento tipo Tornado, un avión nodriza de abastecimiento en vuelo y una fragata para proteger al portaaviones que Francia ha enviado a las costas sirias.

La misión alemana, con un coste previsto para el año próximo de 134 millones de euros, tiene una autorización parlamentaria de un año, que es renovable. Berlín descarta enviar tropas terrestres al país árabe.

Texto: Deutsche Welle