dreamair

El Colegio Oficial de Pilotos celebra el Real Decreto que regula las actividades de Trabajos Aéreos

Foto: AECA Helicópteros

Foto: AECA Helicópteros

El Colegio Oficial de Pilotos de la Aviación Comercial (COPAC) valora positivamente la publicación ayer en el BOE el Real Decreto por el que se regulan las actividades aéreas de lucha contra incendios, búsqueda y salvamento y se establecen los requisitos en materia de aeronavegabilidad y licencias para otras actividades aeronáuticas, y espera que su próxima entrada en vigor contribuya de manera efectiva a reforzar la seguridad de las operaciones.

Este Real Decreto entrará en vigor el 1 de junio de 2015, por lo que los profesionales del sector tendrán nueve meses para adaptar su formación y los nuevos requisitos.

El COPAC celebra la publicación de esta normativa, que supone que operadores y profesionales cuenten con un marco legal actualizado y adaptado a las necesidades del sector, con el objetivo principal de mejorar la seguridad y reducir la siniestralidad.

En este sentido, el COPAC valora especialmente el aumento de las horas de entrenamiento que han de recibir las tripulaciones, tanto el entrenamiento recurrente como el específico en cada operación, por ser una de las barreras fundamentales de seguridad.

copacPor otro lado, la aprobación de este Real Decreto, lejos de ser la finalización del proceso, supone el inicio de un desarrollo normativo posterior, en el que ya se trabaja desde el Grupo de Expertos constituido al efecto por la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA), y en el que participa activamente el Colegio Oficial de Pilotos.

No obstante, el COPAC lamenta la demora en la tramitación de este Real Decreto, que comenzó a desarrollarse a mediados de 2011 y que no entrará en vigor hasta el 1 de junio de 2015. Asímismo, expresa su preocupación ante el hecho de que algunos aspectos que afectan directamente a la seguridad operacional y que han sido causa de accidentes no se vayan a implementar hasta incluso dentro de tres años.

El COPAC recuerda que el sector de Trabajos Aéreos ha padecido graves carencias en materia normativa, de formación y de supervisión que hasta ahora se han traducido en unos elevados índices de siniestralidad. En la última década se han registrado 70 fallecidos en operaciones de trabajos aéreos, siendo el año 2011 el año más trágico, con 18 víctimas mortales.