dreamair

En 2016 el transporte mundial de carga aérea creció un 3,8%

Avión de carga en el Aeropuerto de Zaragoza / Aena

Según el informe mensual de la Asociación de Transporte AéreoInternacional (IATA), la demanda global de carga aérea creció un 3,8% en 2016 frente a 2015, casi el doble respecto al 2,0% de crecimiento medio de los últimos cinco años. La capacidad (medida en toneladas de carga por kilómetro disponibles, AFTK por sus siglas en inglés) se incrementó un 5,3% en 2016.

Todas las regiones, excepto Latinoamérica, cerraron 2016 con una nota positiva. Casi la mitad de ese crecimiento se debe al desempeño de los transportistas europeos. Tras un débil inicio, los volúmenes globales de carga se recuperaron en la segunda mitad de 2106, principalmente debido a una fuerte temporada alta, el aumento del transporte de materiales de silicio y un giro en las exportaciones. La celebración del Año Nuevo chino, en enero de 2017, también ha podido impulsar el incremento de la demanda en diciembre.

“En términos de demanda, 2016 fue un buen año para el sector de carga aérea, impulsado sobre todo por el buen desempeño a finales de año. El fuerte aumento de las exportaciones es un dato positivo. Pero la industria se enfrenta a “vientos de cara”, como el estancamiento del comercio mundial y las políticas proteccionistas. Los gobiernos no deben olvidar que el comercio es una herramienta poderosa para el crecimiento y la prosperidad”, dijo Alexandre de Juniac, consejero delegado de la IATA.

“La industria del transporte aéreo de carga debe ser, además, más competitiva, y sumarse a la transformación digital para mejorar su eficiencia y la satisfacción del cliente. Debemos aprovechar el buen momento de la demanda para impulsar las ventajas que ofrece e-cargo”, añadió De Juniac.

Análisis regional

Las aerolíneas de Asia-Pacífico registraron un aumento del 9,8% interanual de los FTK. La capacidad creció un 5,7%. En 2016, la demanda de carga creció un 2,1% interanual, ligeramente inferior al 2,3% de crecimiento registrado el año anterior. No obstante, los volúmenes ajustados estacionalmente volvieron a niveles de 2010 tras la crisis financiera mundial. El aumento de la demanda se refleja en los resultados positivos de las encuestas sobre el clima de negocios en la región. La capacidad aumentó 3,6% en 2016.

En Norteamérica la demanda de carga creció un 3,7% interanual. La capacidad se contrajo un 1,4%. Con el dato de diciembre, el crecimiento de 2016 se sitúa en un modesto 2,0%, frente al 1,3% de 2015. La capacidad creció un 3,4% en 2016. La fortaleza del dólar estadounidense ha seguido impulsando los volúmenes de las importaciones, a diferencia de las exportaciones, que se han visto afectadas.

Las aerolíneas europeas registraron un incremento interanual del 16,4% en la demanda de diciembre y un aumento de la capacidad del 5,9%. El excelente desempeño de diciembre impulsa el crecimiento hasta el 7,6% en 2016, el mayor aumento de todas las regiones, y representa casi la mitad del incremento global anual de la demanda de carga. La tendencia de crecimiento ajustada estacionalmente se mantiene fuerte y está en consonancia con el aumento estable de las exportaciones alemanas y la continua debilidad del euro. La capacidad aumentó un 6,7% en 2016.

En Oriente Medio los FTK aumentaron un 11,2% interanual en diciembre. La capacidad aumentó un 5,9%. La demanda en 2016 creció un 6,9%, el segundo mejor desempeño anual respecto a las demás regiones, aunque se trata del peor ritmo de crecimiento desde 2009, muy por debajo de la media anual (12%) de la última década. Esta desaceleración se debe principalmente a la debilidad de los volúmenes de carga entre Oriente Medio y Asia, y Oriente Medio y Europa.

Las aerolíneas latinoamericanas experimentaron una contracción de la demanda del 1% interanual en diciembre de 2016. La capacidad cayó un 7,9%. La reducción de la demanda en diciembre se ha reflejado en el desempeño general de la región en 2016, que volvió a registrar una caída por segundo año consecutivo, con una disminución de la demanda de carga del 4,2% en 2016.

No obstante, en términos desestacionalizados, los datos de crecimiento están en línea con los niveles a comienzos de 2016. Latinoamérica continúa afectada por la debilidad económica y política, especialmente en Brasil, la mayor economía de la región. La capacidad disminuyó un 2,0% en 2016, en comparación con 2015.

Las aerolíneas africanas registraron en diciembre el segundo mejor dato de crecimiento interanual (13,6%) y un aumento de capacidad del 5,3%. El crecimiento anual de la demanda se situó en el 3,1% en 2016, frente al 4,5% en 2015. Sin embargo, la capacidad aumentó un 25,5% en 2016 debido a la expansión de largo alcance, principalmente por parte de Ethiopian Airlines, provocando la caída del factor de ocupación.