dreamair

Boeing define los elementos principales de la experiencia del pasajero en el 777X

Foto: Boeing

Foto: Boeing

Boeing anunció ayer en el Salón Aeronáutico de Farnborough los nuevos detalles que está diseñando para el 777X, su más reciente avión de doble pasillo para vuelos de largo radio, así como su innovadora experiencia para el pasajero.

Aprovechando los puntos fuertes del premiado diseño interior y preferido por los pasajeros del 777, y aplicando las innovaciones de cabina del 787 Dreamliner, Boeing mantendrá su liderazgo a la hora de ofrecer niveles de confort sin precedentes a los viajeros y una mayor flexibilidad a las aerolíneas.

Dentro de los avances del interior del 777X, destacan los siguientes:

• Una presión de cabina de 6.000 pies, comparable a la del 787 Dreamliner.

• Ventanas un 15% más grandes que las de la competencia y situadas en la parte alta del fuselaje. De esta manera quedan a la altura de los ojos para un porcentaje mayor de pasajeros.

• Más luz ambiental gracias a unas ventanas más grandes y colocadas en una novedosa posición.

• Un diseño interior totalmente renovado que permite a las aerolíneas adaptar la disposición de la cabina por clases. Esta innovación incluye un paquete adaptable de piezas que facilita diferentes opciones en materia de configuración del techo y los compartimentos superiores, lo que permite crear una sensación de cabinas separadas y diferenciadas que da respuesta a las necesidades de las aerolíneas y los pasajeros.

• Una cabina 40 cm más ancha que la competencia, lo que permite a las aerolíneas disponer diferentes tamaños de asiento en la clase turista, de hasta 45 cm de ancho.

• Mayores niveles de humedad, comparables a los del 787 Dreamliner.

• Filtros de aire mejorados que incorporan las últimas tecnologías de filtrado para aumentar el bienestar de los pasajeros.

• Iluminación LED de última generación que hace aún más atractiva la experiencia del pasajero durante el vuelo y da a las aerolíneas más oportunidades de reforzar su marca.

• Niveles de ruido en cabina más bajos, gracias al nuevo diseño de la góndola de los motores, unos nuevos motores con una relación de derivación elevada, un mejor aislamiento y una cabina de pasajeros que duplica el número de salidas de aire con menor intensidad y menos ruido.

Además de los avances anunciados por Boeing, la compañía sigue explorando nuevas formas de mejorar la experiencia en vuelo.

Boeing tiene una cartera de pedidos y compromisos de 300 aviones 777X de seis clientes de todo el mundo. La producción comenzará en 2017 y la primera entrega está prevista en 2020.