dreamair

Última fase de pruebas de la línea del metro que conectará Barcelona con el Aeropuerto

Imagen de una de las estaciones / Ayuntamiento de Barcelona

Imagen de una de las estaciones / Ayuntamiento de Barcelona

El nuevo tramo de la línea 9 del metro de Barcelona entre Zona Universitaria y el aeropuerto de Barcelona-El Prat empieza la fase final de pruebas. El Departamento de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat de Cataluña lo ha entregado ya a Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB) para que pueda iniciar el que se denomina la ‘marcha en blanco’.

Es decir, el proceso de explotación y operación de un tramo de línea sin viajeros pero con las condiciones, horarios y frecuencias similares a los que tendrá el tramo de línea en el momento en que se ponga en explotación comercial. El tramo Zona Universitaria – Aeropuerto T1 tiene una longitud de 20,1 km y 15 estaciones. Son las siguientes:

Zona Universitaria  (Correspondencia Línea 3)
Collblanc (Correspondencia Línea 5)
Torrassa (Correspondencia Línea 1)
Can Tries – Gornal
Europa – Fira (Correspondencia Ferrocarriles de la Generalitat)
Fira
Parc Logístic
Mercabarna
Les Moreres
El Prat Estació (Correspondencia Cercanías)
Cèntric
Parc Nou
Mas Blau
Aeropuerto – T2 (Correspondencia Cercanías)
Aeropuerto – T1 (Correspondencia futura lanzadera Renfe)

De las 15 estaciones, 3 están al municipio de Barcelona, 5 en l’Hospitalet de Llobregat y 7 en el Prat de Llobregat, incluidas las dos estaciones en las terminales del Aeropuerto.

Trenes sin conductor

Este proceso de ‘marcha en blanco’ empezará después de más de un año de pruebas, necesarias para garantizar la seguridad y la fiabilidad del tramo de línea, que funcionará de forma automática, como el resto de tramos que ya están en servicio. Durante esta fase se han comprobado aspectos cómo: instalaciones eléctricas y de seguridad, estaciones, ventilación, energía, comunicaciones o puertas automáticas.

En este largo proceso, que empezó el noviembre de 2014, se han realizado satisfactoriamente más de 3.000 pruebas que permitirán la circulación de trenes sin conductor.

El nuevo tramo de la L9

La puesta en servicio del nuevo tramo de la L9 permitirá llegar en metro a la terminal más utilizada del aeropuerto –actualmente, el servicio de Cercanías llega hasta la T-2– y unir tres municipios: Barcelona, L’Hospitalet de Llobregat y El Prat de Llobregat.

En su recorrido, facilitará el acceso en transporte público en centros educativos, zonas comerciales y áreas logísticas y de promoción económica. Al mismo tiempo, mejorará la movilidad más local y dotará de servicio de metro zonas habitadas que hasta ahora no tenían. En longitud, el nuevo tramo es equiparable a la L1 de Metro, la más larga de la red, que tiene 20,7 kilómetros.

Entrada en servicio el 19 de febrero

Aunque no es definitivo, la previsión es que la nueva línea de metro entre en servicio el próximo 19 de febrero, pocos días antes de que comience el Mobile World Congress (22 al 25 de febrero), con lo cual se cumplirá el compromiso con los organizadores de este importante evento que generará en la ciudad de Barcelona más de 400 millones de euros de ingresos.

La previsión es que cada año utilicen esta línea de metro unos 30 millones de personas.